Texto para el catálogo Muestra Espejo de palabras

anaililzirtaebzednenemojepseedsarbalapartseumanaililzirtaebzednenemojepsedesarbalapartseumataebzednenemojepsee


Como una forma de felicidad

En la obra de Liliana Menéndez, late el murmullo de la letra. Laten el poema y el relato en los cortes anatómicos, los dameros de ciudades, los moldes de costura, vestiditos y corsés, los mapas, las siluetas arquitectónicas y los grabados de huesos y vísceras. Esas huellas de la experiencia y del deseo son restos de una memoria que produce metáforas geográficas, y construye inquietantes edificios corporales. A través de esos elementos, ha venido avanzando hasta hoy una obra que podría considerarse como un sutil, intrincado camino de encuentro hacia la letra.
Con acrílico, calado, tinta, lápiz, tela, papel…se estampa, imprime, ahueca un alfabeto mil veces ampliado y fragmentado sobre colores plenos y la imagen se revela ante nosotros por presencia o por vacío… En el sofisticado proceso de construcción de sencillez de éstas, sus últimas obras, uno de los aspectos más notables es el efecto poético que se produce al contemplarlas, despliegue de un aire misterioso, en cierto modo mágico, muy próximo a lo esencial, primigenio, y a un cierto espíritu de infancia.
Dibujos de línea, pinturas y calados transforman a lo vivido en un texto que hace imagen. Con esto, Liliana Menéndez ha dado un paso más hacia el punto en el que el cuerpo de la letra, su materialidad –por complejos mecanismos de ampliación y fragmentación, ahuecado y sobre relieve- se vuelve obra. Resto y sublimación de una escritura subyacente que siempre estuvo ahí, acechando en busca de un lugar de plena eficacia y que ahora mana de un modo inesperado, natural, como una forma de felicidad. La letra, ya acaso irreconocible y por irreconocible próxima al ideograma y a la poesía visual, en un tratamiento que recuerda la obra de los poetas concretos, se mezcla y se transforma en sucesivas capas de elementos y significados superpuestos. La memoria, las ciudades y las personas que se habitaron en los sucesivos desarraigos y que fueron materia de la obra de la artista, son ahora letra y por extensión, signo que se esculpe, marca que en su recorrido ha ahuecado en la experiencia huellas que ahora son nuestras.

María Teresa Andruetto
http://www.teresaandruetto.com.ar/
http://www.teresaandruetto.com.ar/plasticos-Menendez.htm

Muestraespejodepalabraslilianamenendezpinturasydibujosmuestraespejo
depalabraslilianamenendezpinturasydibujosmuestraepejodepalabraslilia


Curadora: Susana Pérez

2 comentarios:

Ana Magdalena dijo...

Lilila, qué bárbaros tus trabajos, me conmueven y no quieras saber la emocion que senti al leer, anaililzirtaebzednenem!!!!!
Al galope me llegaron los recuerdos. Luego te escribo Ana

Anónimo dijo...

Bellos y profundos, mundos para adentrarse en la riqueza y en la intensidad, así siento tu obra.
Estamos en etapa de crecimiento, a seguir produciendo que sos una de nuestras preciadas joyas!!!
Adriana.